Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Contacto:

Su compra
Carro vacío

Cómo hacer una fondue de queso: receta paso a paso

fondue de quesoSeguro que tienes una fondue en casa olvidada en el fondo del armario que hace tiempo que no usas quizá por falta de ideas, porque te da pereza, porque no sabes muy bien los pasos a seguir…Hacer una fondue de queso es más fácil de lo que imaginas y te permite probar diferentes sabores así que, ahora que viene el frío, es hora de recuperarla y preparar una estupenda cena o comida con estos consejos que te traemos desde QuesoAdictos.

 

 

 

Cómo hacer una fondue de queso perfecta

Este plato tradicional suizo es ideal para una reunión con familia o amigos. Es divertido, sencillo y versátil, ya que se pueden utilizar diferentes quesos, pero es importante seguir bien cada paso para obtener un buen resultado. Algunas de las cosas a tener cuenta para hacer una fondue de queso son:

emmental

1. El mejor sabor se consigue mezclando dos tipos de queso y puedes experimentar con diferentes combinaciones. Los quesos básicos para la fondue son los quesos suizos: Gruyere, Emmental, Vacherin, Appenzeller o Fribourgeois, aunque también funciona bien el  el Cheddar, el Gouda o el Comté e, incluso, algún queso azul si quieres darle un toque diferente. En cualquier caso, deben ser quesos que se derritan fácilmente.

Hay que calcular aproximadamente 200 gr de queso por persona.

2. El vino es un ingrediente fundamental ya que el ácido tartárico que contiene ayuda mantener la consistencia de la fondue y equilibrar la grasa. Los mejores son los vinos blancos secos tipo Sauvignon blanc, Pinot o Chardonnay, aunque no es necesario un vino caro. Hay que calcular unos 100 cc por cada 200 gr de queso.

Si no se desea emplear vino, se puede sustituir por jugo de limón ya que el ácido cítrico tiene el mismo efecto. En la receta tradicional, además del vino se emplea kirsch (aguardiente de cerezas), pero podemos probar con otros licores como vodka, ron o coñac.

3. El recipiente típico, llamado caquelón, ha de ser de barro, de cerámica refractaria o de hierro grueso esmaltado, ancho y no muy profundo. No se aconseja que sea metálico.

4. Hay que emplear un espesante como maicena, harina o fécula y disolverlo en el vino antes de fundir el queso, sin que queden grumos.

5. El queso se debe derretir gradualmente, a fuego lento y manteniendo la temperatura constante, sin hervir. Para que esto sea más fácil es conveniente triturar el queso antes de fundirlo.

6. Para remover la fondue hay que utilizar una cuchara de madera, de pala ancha. El movimiento para revolver una fondue de queso debe ser lento y constante, y en forma de ochos, llegando hasta el fondo.

7. La fondue tradicional se acompaña de pan blanco con bastante corteza. Un truco para no perderlo dentro de la fondue (en cuyo caso, según la costumbre suiza, debes pagar la bebida) es cortarlo a daditos y darle un golpe de calor en el horno. Puedes acompañarla también de salchichas, patata, pepinillos, verduras al vapor, tomates cherry o manzana.

8. La bebida que debe acompañar la fondue debe ser vino, cerveza o té caliente, para facilitar así su digestión, nunca agua, que produciría justo el efecto contrario.

Receta de Fondue paso a paso

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 vasos de vino blanco seco
  • 400 gr Queso Gruyere
  • 400 gr Queso Emmental
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 2 cucharadas de maicena
  • 4 cucharadas de Kirsch o aguardiente
  • Media cucharadita de nuez moscada
  • 1 diente de ajo
  • Pimienta
  • Pan y los acompañamientos que desees servir

Debes reservar un poco más de vino y de queso para ajustar la consistencia si es necesario. Puedes sustituir alguno de los quesos por otro de los que hemos mencionado anteriormente y que puedes encontrar en nuestra web.

Elaboración:

1. Frota el ajo dentro de la olla de fondue.

2. Vierte el vino blanco y el jugo de limón en la olla y enciende el quemador.

3. Deja que el vino y el jugo de limón se calienten, sin llegar a hervir.

4. Diluye la maicena en una taza con un poco de vino y el Kirsch. Reduce el fuego y añade la mezcla, removiendo para que no queden grumos.

5. Tritura el queso y añádelo a la mezcla, sin dejar de remover

6. Con una cuchara de madera, mezcla bien, revolviendo con regularidad y en ochos.

7. Agrega la nuez moscada y pimienta al gusto.

8. Si la mezcla queda demasiado dura, agrega más vino. Si la mezcla es demasiado blanda, añade más queso.

9. Lleva la olla directamente a la mesa sobre su quemador para que mantenga el calor.

10. Tras hacer la fondue de queso, sólo queda servir el pan y los acompañamientos y…¡a disfrutar!

 

Si te ha gustado esta receta compártela y si te animas a hacerla dinos qué tal fue el resultado.

 

Post Relacionados: 

Queso Tête de Moine, el queso suizo más original

¿Cómo hacer una tabla de quesos?

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar